Clima saludable, campestre y de montaña, donde sobra espacio y aire puro

Amplio, ventilado y muy limpio son rasgos que definen al alojamiento en Potrerillos, Mendoza, Argentina. El aire puro de montaña es un rasgo de nuestra identidad y de nuestro paisaje. Todas las cabañas de Espuelas tienen grandes ventanales por los que ingresa la brisa de la cordillera.

El agua de la montaña y potable es otro aspecto saludable de nuestras cabañas en Potrerillos, Mendoza.

Así en un clima campestre y de montaña, sobra espacio y aire puro.

Además de un entorno natural, con vistas a la cordillera que transmite bienestar estamos tomando medidas especiales.

La limpieza siempre ha sido una prioridad y hoy a la higiene habitual le sumamos especificaciones indicadas para los hoteles. Acompañamos a nuestro paisaje saludable con medidas especiales.

Algunos consejos que estamos aplicando

Sabías que el alcohol diluido en agua al 60-70% es la fórmula más eficaz para desactivar el virus.

Tanto el alcohol como la lavandina son más efectivos si se diluyen en agua a las concentraciones indicadas por los expertos.

Para la desinfección, es tan importante el producto como el método, ya que no utilizado como se debe su acción no será tan efectiva contra virus y bacterias.

El alcohol es más efectivo al 60% o 70% y esto vale siempre y para todo tipo de infecciones, porque tiene mayor penetrabilidad al mezclarlo con agua.

El alcohol líquido en la farmacia tiene una concentración de casi el 100%, sin embargo, para estos casos es mayor el potencial de penetración del alcohol al 70%. Esto sucede porque los alcoholes tienen la propiedad de que el agua los ayuda a una mayor penetrabilidad.

Lavandina, alcohol y esponjas

De la lavandina comercial (común) conviene colocar un pocillo de café (100 ml) en un balde con 10 litros de agua. O colocar una cuchara sopera (10 ml) de lavandina en 1 litro de agua.

Alcohol líquido: colocar 7 partes de alcohol y 3 partes de agua en un recipiente limpio o en un rociador.

Para limpiar el trapo o esponja tradicional, detergente o limpiador, para luego pasar a la desinfección o saneamiento.

Desorganizá la membrana

Es un virus envuelto. Esa estructura formada por lípidos es sensible al alcohol, que la desorganiza y que impide que el virus encuentre un receptor en nuestras células, las invada y así nos infecte.

Esa especie de cápsula tiene una envoltura que es una parte de nuestra membrana plasmática. Cuando nos invaden y se van de nuestra célula se llevan una parte de esa membrana, que ellos modifican con algunas espículas (estructuras similares a agujas).

Esa estructura se desorganiza por acción de los desinfectantes, lo que da como resultado es que no puede infectarnos. El virus es sensible a la mayor parte de los desinfectantes, porque se le daña la membrana.

La información de base fue extraída de sitios administrados por un equipo de tres profesionales: Bioquímica (Mariana Koppmann), técnica en alimentos (Roxana Furman) y dra. en Química (María Claudia Degrossi).

Seguinos en:

 Instagram https://www.instagram.com/cabanas_espuelas_potrerillos/

Facebook https://www.facebook.com/EspuelascabaniasPotrerillos/

Imaginate en Las Espuelas

lago y montaña
Foto: Marcela Britos

Deja un comentario