Miles de enamorados de Potrerillos quieren ganarse un alojamiento en Cabañas Las Espuelas

cabañas-románticas

La premisa es completar la frase “A mí Potrerillos me enamora por...” Cómo ganarse un alojamiento en un lugar cerca del cielo.

Además de los 1.000 comentarios y una cantidad equivalente de “likes”, lo más destacado son los comentarios de los seguidores en la cuenta de Instagram de Cabañas Las Espuelas

 “Por sus noches estrelladas y sus días llenos de aventuras”, “es el paraíso cerca de la ciudad” son algunas de las experiencias que los seguidores de Cabañas Las Espuelas resaltan al completar la frase “A mí Potrerillos me enamora por…”

La mayoría de los “enamorados” hacen referencia a los hermosos paisajes, paz y tranquilidad. Muchos resaltan que es el lugar elegido para desconectarse de la rutina y, a la vez, conectar con la naturaleza y con su interior.

Sorteo Potrerillos enamora todo el año!

La invitación se abre con la frase: “Querés ganarte un alojamiento para 2 personas en un lugar cerca del cielo?”
Cómo lograrlo:
▶ Seguinos en Instagram https://www.instagram.com/cabanas_espuelas_potrerillos/.
▶ Dale me gusta a la publicación.
▶ Compartí la publicación en tu historia. Mencioná a Las Espuelas y mencioná a 2 amigos.
▶ Completá la frase en los comentarios: A mí Potrerillos me enamora por…
El sorteo, que se realizará el lunes 22 de febrero, ofrece  alojamiento de domingo a jueves para 2 personas.

“Amo disfrutar la montaña cerca del cielo”

Algunos de las opiniones destacadas completa la frase a mí Potrerillos me enamora por:

“Su cielo hecho un planetario”.

“Su tranquilidad y porque renueva energías”.

“Naturaleza, paz y montaña”.

“Sus perfumes, su gente, sus atardeceres”.

“Su magia, sus colores”.

“Sus hermosos cerros y su bella fauna”.

“Sus paisajes hermosos, el silencio que nos invita a un buen descanso!!”.

“Por la inmensidad e imponente naturaleza”.

“Un lugar único que transmite Paz”.

“Porque es tener las estrellas un poco más cerca”.

“Es mi lugar para desconectarme”. 

“Es mi salida de escape de la rutina”.

 “Porque amo disfrutar la montaña cerca del cielo”, utilizando el eslogan de Cabañas Las Espuelas.

¿Cómo es el clima de Potrerillos, Mendoza, Argentina?

ruta-a-potrerillos

Si queremos saber cómo es el clima en Potrerillos, Mendoza, Argentina hay muchas respuestas para esta simple pregunta. Así como Potrerillos muestra un encanto diferente en cada temporada, al renovar el escenario de paisajes y sensaciones, lo mismo sucede con el clima: tan cambiante como atractivo y siempre en sintonía con cada estación del año.

Podemos encontrar las temperaturas del día y pronóstico extendido con solo googlear: clima en Potrerillos, Mendoza, Argentina. Pero lo que queremos compartir hoy es la “sensación turística”, algo así como la sensación térmica orientada a disfrutar en nuestro tiempo libre. Sabemos que el clima determina qué podemos hacer en las vacaciones de verano y de invierno, escapadas de primavera y, por supuesto, los de fines de semana.

aconcagua

Las temperaturas de Potrerillos acompañan todo el año al viajero para encontrarse con distintos escenarios en un mismo lugar. Si visitamos este destino turístico cada tres meses descubriremos un paisaje completamente distinto y renovado. Aunque hay denominadores comunes que invitan a desconectar de la rutina, al descanso y a la diversión: días soleados y apacibles, amplitud térmica y noches de estrellas.

En cada época del año, las sensaciones en Potrerillos son distintas y fusionan con lo más destacado que Vivimos:

  • Montaña y nieve en invierno
  • Agua y verde en verano
  • Bosques dorados en otoño
  • Flores silvestres, aves y sol en primavera

El verano Potrerillos despliega su encanto con días de sol y calor, y noches frescas, ideales para dormir con una frazadita. Como dato insólito habría que agregar que en algunos momentos, la temporada estival da un giro y así excepcionalmente los huéspedes de Cabañas Las Espuelas han disfrutado de nevadas en enero y febrero.

El otoño es “La estación de Mendoza”. Quizás por eso una canción emblemática invita a comprenderle el adiós a las hojas y a andar con el alma hecha un niño. Otoño en Mendoza es un momento imperdible para de pasear por rutas, caminos y callejuelas rodeados de árboles dorados.

La primavera vibra a un ritmo especial. Cuando todo comienza a brotar y las aves asoman de sus nidos, es momento de ir a descubrir la naturaleza, la montaña y sus cielos.

La temporada fría también puede tornarse cálida. Si de compartir se trata qué mejor que junto a una estufa a leña, viendo nevar por los ventanales que conectan con la naturaleza en pleno invierno. O salir a caminar por senderos nevados en compañía del sol.

En síntesis Potrerillos es un pueblo de montaña con estilo, donde es posible vivir experiencias atractivas y hasta crear un microclima propio, sabiendo que en cada temporada hay algo diferente para descubrir, tanto en el entorno como dentro nuestro.

Dicen por ahí que Potrerillos es una tierra de contrastes que atrae. Combina descanso y diversión, serenidad y adrenalina, vida campestre y turismo, reuniones sociales y el encuentro con uno mismo.

¡Habrá que probar, habrá que degustar!

Campera y zapatilla en el ABC de la ropa de montaña

Como vestirse, qué poner en la valija y que no, son puntos importantes para no recargar el equipaje y estar “vestidos para la ocasión”.

Una buena campera y zapatillas resultan los básicos para todo el año.

En invierno es muy recomendable contar con ropa para debajo de la ropa. La famosa primera o segunda piel es una de las prendas más prácticas y valoradas en la estación fría. Se consiguen en las casas de outdoor y hasta pueden servir también para ciudad después del viaje.

Tanto en otoño como en primavera lo ideal es vestirnos “estilo cebolla”: capas de ropa que iremos sacando y poniendo, de acuerdo a los cambios de temperatura en distintos momentos del día.

Para el verano, a la campera, solo hay que agregar el traje de baño y unas buenas zapatillas viejas para vadear el arroyo.

Otro tip práctico es que todo el año, y aunque sea invierno, vale llevar protector solar y una gorra, que también cubre el cuello.